La presentación de su nieto Julio fue acompañada por imágenes de sus libros y reflexiones sobre su pensamiento tales como

“La enseñanza debe ser humana y no doctrinaria”
“El objetivo de toda la educación es la Formación Cívica de los niños”
“Todos los niños deben ir a la escuela”
“La escuela no tiene un fin mediato, sino remoto.

Sesquicentenario de Alfredo B. Grosso 1867 – 1960

Alfredo Bartolomé Grosso, historiador, pedagogo, escritor, nació el 15 de agosto de 1867 en Mercedes, Corrientes. Murió en Buenos Aires el 4 de agosto de 1960.
Fue autor de célebres libros de texto para la enseñanza de la historia argentina: Nociones de Historia Argentina-1893  Curso de Historia Nacional- 1898
Ejercicios y Problemas de Aritmética  – 1907  Historia Argentina y Americana – Época Colonial 1940 .

Fue precursor del texto ilustrado. Internacionalmente, en 1915 obtuvo un honroso galardón para su patria y su persona. Sus textos fueron distinguidos en la Exposición Internacional de San Francisco, EEUU, con motivo de la inauguración del Canal de Panamá, con Gold Medal y Diploma en la categoría Editores.

El enorme éxito de sus libros para la enseñanza de la historia hizo que se agotaran año tras año. Desde 1893 a 1961 se publicaron casi dos millones de ejemplares en todo el país.
Generaciones de argentinos estudiaron con sus libros. Fue maestro por sólida vocación y su convicción que la educación es un bien a largo plazo, no se dirigió solo a formar hombres instruidos, sino ciudadanos de vida virtuosa, acompañando sus textos con un fondo moral para modelar conciencias infantiles.

En época en que la inmigración masiva introducía un factor modificador de la sociedad argentina, consideró importante afirmar la identidad nacional ante miles de extranjeros y sus hijos nativos, haciéndolos conocer, amar y respetar a esta Argentina generosa que les abría los brazos por la fecunda obra realizada, por el mensaje ejemplar transmitido a portante afirmar la identidad nacional ante miles de extranjeros y sus hijos nativos, haciéndolos conocer, amar y respetar a esta Argentina generosa que les abría los brazos.

Por la fecunda obra realizada, por el mensaje ejemplar transmitido a generaciones de argentinos  merece que su nombre sea honrado por sus compatriotas a 150 años de su nacimiento.